Tarta de Macaron de naranja y café (sin lactosa y sin leche)

0.0/5 Rating (0 votos)
Tarta de Macaron de naranja y café  (sin lactosa y sin leche)

Ingredientes

  • Para las conchas del macaron :
  • 100 grs de almendra molida
  • 100 grs de azúcar glass
  • 65 grs de claras de huevo
  • 100 grs de azúcar blanca + 25 grs de agua (almíbar)
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de colorante naranja o en gel
  • Ralladura de media naranja
  • Para el relleno de chocolate blanco de café casero al aroma de naranja :
  • 105 grs de manteca de cacao
  • 120 grs de azúcar glass
  • 15 grs de leche vegetal en polvo (soja, quinoa, arroz, avellana...)
  • 60 grs de nata vegetal ( coco, soja, avena...)
  • 5 grs de café soluble + 1 cucharadita de agua tibia (extracto de café)
  • Ralladura de media naranja
  • 2 trozos de papel de horno con dos círculos dibujados de 16 cm. de diámetro (se puede hacer con un plato o cenicero o lo que tengamos más parecido a ese tamaño)
  • opcionales para decorar la concha:
  • Tiras de naranja confitada troceaditas.

Preparación

    1. Preparación del macaron:
       
      1.- Mezclar la almendra molida con el azúcar glas y tamizar 3 veces (si no se utiliza almendra marcona es mejor picar la mezcla unos segundos para dejarla más fina).
       
      2.-  Hacemos el merengue italiano: Ponemos en un cazo el azúcar normal junto con el agua y, sin remover, lo llevamos a fuego medio-alto (en la vitro al 7).
       
      3.- Cuando el almíbar alcance los 111º, encendemos el cronómetro del móvil, y comenzamos a batir las claras junto con la pizca de sal a velocidad mínima.
       
      4.- Cuando el cronómetro alcance los 2,30 minutos retiramos el cazo del fuego y lo vertemos en forma de hilo, despacito, por el borde del bol. Al acabar subimos la velocidad de la batidora al 3 y continuamos batiendo hasta los 4,30 minutos. En el último medio minuto echamos el colorante y si no está bien integrado al acabar seguimos batiendo pero a velocidad mínima lo justo para integrar el color en la masa.
       
      5.- Ahora viene el momento clave... Rallamos la media naranja sobre la mezcla de almendra y azúcar tamizadas y removemos (no hacerlo antes para que no coja humedad). Entonces lo volcamos todo sobre el merengue italiano y comenzamos a mezclar con una espátula en movimientos envolventes. El movimiento sería pasar la espátula alrededor del bol y cruzar por el medio dos veces. De vez en cuando rascar bien el fondo. En total, con estos movimientos serían un total de 40 para conseguir la textura idónea de la masa. Debe quedar parecida a la lava. Al levantar la espátula con algo de masa debe caer en forma de cinta e integrarse en pocos segundos en el resto de la masa. Si la dejamos muy líquida el macaron no nos quedará como tiene que quedar, al igual que si la dejamos demasiado espesa.
       
      6.- Ponemos la masa en una manga pastelera con una boquilla del número 10 y escudillaremos sobre el papel de horno encima de una bandeja desde el centro del círculo (que el dibujo quede por debajo). Dejamos salir la mitad de la masa en cada círculo sin mover la boquilla en ningún momento. Luego le vamos dando golpes a la bandeja por cada lado, aguantando bien el papel por las esquinas para espandir la masa hasta el borde del círculo marcado. Al final damos unos golpes con la bandeja en plano por si han quedado burbujitas.
       
      7.- Dejamos secar las conchas hasta que la masa no se nos pegue al dedo. Aproximadamente dos o tres horas. No debe dejarse secar demasiado tampoco, siplemente que se forme una costra por encima.
       
      8.- Precalentamos el horno a 180º con la bandeja de horno dentro. La retiramos y esperamos que entibie un par de minutos y ya podemos pasar el papel con la "concha" a la bandeja. Horneamos a 150º durante 20 minutos (sin ventilador y en la segunda posición del horno contando desde abajo). Mejor lo hacemos en dos tandas (una "concha cada vez).
       
      9.- Retiramos del horno y dejamos enfriar antes de despegar el papel. Reservamos mejor hasta el día siguiente.
       
      Para rellenar el macaron vamos a hacer un chocolate blanco casero con sabor a café y naranja. Es una crema que se endurece muy rápido y no necesita refrigeración, lo mejor para un macaron puesto que la humedad de la nevera los ablanda y estando a temperatura ambiente siempre conseguiremos una concha crujiente con un interior blandito y esponjoso.
       
      Como preparamos el chocolate blanco casero:
       
      1.- Ponemos a derretir la manteca de cacao al baño maría.
       
      2.- Mientras mezclamos en un bol el azúcar glas con la leche vegetal en polvo y la ralladura de media naranja. Ponemos la nata a calentar en el microondas y le añadimos la mezcla poco a poco mientras batimos con unas varillas manuales hasta integrarlo bien. Debe quedar una textura como de glaseado. Añadimos el extracto de café y removemos de nuevo hasta integrar.
       
      3.- Cuando la manteca esté derretida la añadimos al bol y mezclamos rápidamente con la varilla manual hasta que quede una mezcla espesa y homogénea. Removemos durante unos minutos para que la grasa no se nos separe y quede una crema uniforme.
       
      4.- La dejamos reposar en la nevera por cinco minutos y ya se habrá endurecido bastante. Removemos enérgicamente con una espátula tan solo un poco, hasta que veamos que tiene cuerpo para poder utilizarla con una manga pastelera. No nos pasemos porque se endurece muy rápido y será imposible trabajar con ella!!!! (si se nos endurece, incluso estando dentro de la manga no nos preocupemos, lo metemos 5 segundos al microondas y volvemos a mezclar con la espátula, hay que trabajar muy rápido con la manga)
       
      5.- Dejamos aparte un poco del chocolate para utilizarlo como decoración del macaron. El resto lo ponemos en una manga pastelera con una boquilla del 10 y rellenamos el macaron. Debe quedar un grueso de medio centímetro por lo menos. Tapamos con la otra concha de macaron y decoramos. Yo he hecho una rosa en el centro y he añadido piel de naranja confitada cortada en trocitos.
       
      6.- Dejamos reposar de un día para otro mejor, a temperatura ambiente (si podemos aguantarnos) y a disfrutar de esta magnífica tarta!!!!!
       
      Nota: Con la receta salen dos "conchas" de 16 cm, pero también se puede hacer una "concha" de 22 cm que es lo primero que hice yo. Entonces se tiene que hacer dos veces la receta para conseguir las 2 "conchas" de la tarta. Para el macaron de 22 cm el tiempo de horneado es de 25 minutos.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.